Negocio y bahía locales: Cultivando una comunidad especializada en conservación en Penny’s Beer Garden

La nota de fondo del Boletín de Calificaciones de la Bahía de Galveston de octubre destaca los beneficios de las acciones de un negocio sostenible local para la comunidad y la cuenca de la Bahía de Galveston.

“Esa tierra es una comunidad, es el concepto básico de ecología… Que la tierra produce una cosecha cultural es un hecho conocido desde hace tiempo, pero se olvida con frecuencia últimamente”. ~ Aldo Leopold

Cuando Kristal y James White compraron una parcela de terreno en 1001 FM 646 N en Dickinson, estaba claro que se convertiría en Penny’s Beer Garden: un huerto, mercado y taberna urbanos. Sin embargo, ya había germinado una idea más amplia mucho antes de ello, el terreno era solo un lugar para que esta floreciera.

Penny’s Beer Garden representa la culminación de algunas de las mayores pasiones de Kristal en la vida, como lo son la conservación, la comunidad y la cervecería.

Comenzó siendo maestra suplente y tutora. Luego se embarcó en la carrera de sus sueños como cuidadora de un zoológico, donde pudo enseñar a miles de visitantes sobre la conservación de la vida silvestre y prácticas sostenibles. En su tiempo libre, organizaba eventos conservacionistas para recaudar fondos con la Sección de Galveston de la Asociación Americana de Cuidadores de Zoológicos (Galveston’s Chapter of the American Association of Zoo Keepers, GCAAZK). También comenzó a hacer trabajo voluntario en Seeding Galveston, un proyecto de huerto urbano sin fines de lucro que provee productos frescos a precios asequibles y promueve una cultura de “producción local” en toda la isla.

Finalmente, todas estas experiencias se fusionaron en una idea sencilla y reveladora. Una imagen se volvió bastante nítida: un jardín para satisfacer la necesidad comunitaria de sembrar frutas y vegetales a nivel local. Una taberna donde los vecinos puedan reunirse para socializar y probar vinos y cervezas de producción local. Un mercado semanal donde los granjeros y artesanos del área sean los protagonistas. Un patio y área de juegos espaciosos que toda la familia pueda disfrutar, ¡incluso los perros!

the_dream El sueño: el patio trasero de Penny’s Beer Garden

En noviembre de 2018, Kristal se jugó el todo por el todo, dejó su trabajo de cuidadora de zoológico después de 10 años en el Zoológico de Houston y Moody Gardens e intercambió un sueño por otro. En marzo de 2019, Kristal y James cerraron la compra de la propiedad y presentaron al mundo a Penny, su precioso perro mayor, una mezcla entre basset hound y pastor ganadero australiano. En los meses siguientes, se llevó a cabo una serie de actividades: se puso en marcha un Kickstarter, se construyeron un gallinero y un invernadero, se construyeron y se plantaron 17 lechos de jardín y se equipó una casa de principios del siglo XX para convertirla en una taberna completamente funcional y contemporánea.

El 13 de agosto, se realizó una cena de bienvenida para las familias, amigos y vecinos solidarios.

El 16 de agosto se abrió al público.

Kristal, Penny y James en el porche delantero de Penny’s Beer Garden

Ahora, a medida que Penny’s Beer Garden explora los primeros días del lanzamiento de una pequeña empresa, el cultivo cultural abundante ya es evidente.

Comer, beber y comprar a nivel local es fundamental para su misión. La taberna presume de un menú rotativo estrictamente de fábricas locales de cerveza, vino y cidra artesanal, entre ellas, Saloon Door Brewing, Haak Vineyards y DUO Winery & Cider Co. Incluso tienen Good Boy Dog Beer, que es una empresa de los esposos Houston que fabrica bebidas sin alcohol para el mejor amigo del hombre.El mercado semanal de los sábados cuenta con pequeñas empresas locales que ofrecen desde galletas artesanales hasta recipientes de cerámica para el jabón y, por supuesto, productos frescos.

La comunidad es la esencia de Penny’s. Este otoño, organizarán varios eventos para el beneficio de la comunidad de Dickinson, entre ellos: clases de manualidades para las familias; clases mensuales de yoga gratis, Booktober, (una recolección de libros a beneficio de Today’s Harbor for Children y Court Appointed Special Advocates for Children), insignias para niños exploradores, un huerto de calabazas para las ocasiones fotográficas de otoño y una campaña de adopción de animales para Bayou Animal Services.

La educación ambiental es fundamental. Hacen lo que tienen que hacer: instalan una colonia de abejas y casas de murciélagos para promover la polinización natural y el control de plagas, y reducir el uso del plástico siempre que sea posible. Hablan en serio. Su evento Howl-O-Ween del 19 de octubre no solo tendrá juegos y diversiones para toda la familia, sino que también ofrecerá una charla educativa sobre murciélagos de parte de un biólogo especializado en conservación. En noviembre, organizarán un festival de otoño para apoyar los esfuerzos de conservación de nutrias, de nombre Save the Giants( Salvemos a los Gigantes). En el futuro, organizarán talleres de barriles para recolección de lluvia de la Fundación Bahía de Galveston. Ellos cuentan con dos barriles en su propiedad. Tienen la esperanza de ser un medio para la defensa del ambiente y la vida silvestre en los años venideros.

Nature at Penny’s Beer Garden (clockwise from top left: dragonfly, black swallowtail caterpillar, blue cochin hen, Penny the dog, green tree frog La naturaleza en Penny’s Beer Garden (en el sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda: libélula, cola de golondrina negra, gallina cochinchina, Penny el perro, rana verde de Norteamérica)

“Trabajar con animales fue maravilloso, pero en realidad me encanta la parte de servicio comunitario que eso implica”, afirma Kristal. “Siempre pensé que si pudiera hacer a diario que una persona se diera cuenta de lo maravillosos que son los animales y de la importancia que tienen, por qué deberíamos apreciarlos y protegerlos, entonces habré hecho un bien para mí misma y para mi comunidad. Lo mismo sucede en este caso.Si pudiera apoyar una fábrica de cerveza vendiendo su cerveza, o ayudar a un agricultor local permitiéndole que venga a vender sus tomates, o traer una organización para que hable sobre la importancia de los murciélagos y así marcar una pequeña diferencia en la comunidad, habré cumplido con mi parte”.

Para más información, visite www.pennysbeergarden.com. Horario de la taberna: viernes de 3 a 9 p. m., sábados de 11 a. m. a 9 p. m. y domingos de 12 a 8 p. m.

Mercado de los sábados: de 9 a. m. a 1 p. m.

Los proveedores deben comunicarse a pennysbeergarden@gmail.com para hacer su solicitud.